19 de Jóvenes-Primer encuentro

UBUNTU: “Yo soy porque nosotros somos”.

La palabra familia, el sentido de pertenencia y el sentido de fraternidad son algunas de las ideas que han aflorado en este primer fin de semana de formación y convivencia de la decimonovena promoción del CELAS Juvenil celebrada en La Salle – Siquén de Griñón (Madrid). La COMUNIDAD con mayúsculas se ha hecho presente. Ser y estar en La Salle para y con los demás desde Dios.

Durante este fin de semana del trece al quince de septiembre treinta y un jóvenes, guiados de la mano del Hno. José Ángel Arrizabalaga, Lidia Rey Lillo y el Hno. Jorge Sierra Canduela, y acompañados por los Delegados de Pastoral del Sector Valencia-Palma (Hno. Miguel Ángel Sanz), del Sector Andalucía y Melilla (Javier García) y del Sector Catalunya (Conchi Revuelto), han compartido la experiencia comunitaria lasaliana en la emblemática casa de Griñón donde el buen hacer de los Hermanos que allí conviven han forjado el sentido de familia, entre otras muchas cosas gracias al ameno y extraordinario servicio de comidas.

El viernes trece comenzaba la andadura con la acogida y cena en la casa de Griñón, seguidas de las dinámicas de conocimiento a cargo del Hno. Miguel Ángel Sanz, a partir de las cuales se fueron creando lazos de unión. Por su parte, comenzaba la mañana del sábado catorce con la oración dirigida por Lidia Rey, imaginando a partir de las letras del abecedario una comunidad ideal. Tras ello, el Hno. Joel y Adriano, como representantes de la Comunidad La Salle Barcelos, Beatriz y Pedro, como representantes de la Comunidad Parmenia de Griñón y Pilar Castro, como representante de la Comunidad de Santander, compartieron en una mesa redonda su experiencia para gusto de todos los jóvenes. Continuó la mañana con Pilar Castro, quien, con su buen hacer, nos acercó a la reflexión sobre la Comunidad en San Juan Bautista de La Salle.

Por la tarde, Pilar Castro concluyó con un taller donde se puso el énfasis en las comunidades lasalianas en las que los diferentes grupos de jóvenes viven día a día. Tras la merienda, Conchi Revuelto concretó aún más el significado de la palabra comunidada partir de una sesión HARA. El día terminó con una reflexión grupal a cargo del Hno. Jorge Sierra y con actividades de ocio compartido dirigidas por el Hno. Miguel Ángel.

Ya el domingo quince, y gracias al sacerdote misionero javeriano Benjamín, se terminaba este primer encuentro con la preparación y celebración de la eucaristía como momento clave, llegando al objetivo de imaginar y compartir en los lugares de referencia un mundo donde la convivencia fraternal sea posible.

Crónica escrita por José Manuel Calvente, participante en la 19ª promoción del CELAS Juvenil.