10 de No docentes- Encuentro 1

La 10ª promoción del CELAS de Educadores no docentes ha tenido su primer encuentro en el centro La Salle Arlep de Madrid. Está formado por 20 personas que desarrollan su misión en diferentes ámbitos como pueden ser secretaría, administración, cocina, limpieza, enfermería, voluntariado, sallenet… Todos ellos desarrollan, fuera del aula, una labor educativa imprescindible y muy importante dentro de nuestra red de obras.

Tras la cena del viernes, uno de diciembre, unas dinámicas ayudaron a irse conociendo y reconociendo. En la jornada del sábado, el Hno. José Ángel Arrizabalaga les invitó a conocer y descubrir “La Red de Obras Educativas Lasalianas y el Instituto de los HHEECC”. Fue un trabajo en grupo y de búsqueda que les permitió darse cuenta de la grandeza de la La Salle.

También hubo momentos para descubrir o profundizar en el itinerario de vida del fundador. En la primera parte de su historia que narramos en este encuentro, animados por Lidia Rey Lillo, pudieron ver cómo su vocación inicial al sacerdocio se fue transformando, teniendo siempre como fondo las necesidades de las personas, las interpelaciones de la comunidad y la fe. Un trabajo les ayudó a reflexionar sobre qué aspectos de este itinerario pueden dar luz sobre los suyos. También vieron la película “El Señor de La Salle”, para la mayoría de ellos desconocida.

El domingo nos visitaba el Hno. Esteban de Vega para presentarnos el tema “Una espiritualidad para el camino”. Comenzó acercando a los participantes a una espiritualidad válida para todo tipo de personas: creyentes y no creyentes. Con mucha habilidad avanzó en el tema hasta desembocar en el modelo de espiritualidad cristiana, basada en el amor y el servicio.

Las oraciones comunitarias del sábado y domingo animaban a comenzar la jornada compartiendo un tiempo de paz y serenidad, poniéndonos en la presencia de Dios e invitándonos a entrar en el camino (el sábado) y a celebrar el primer domingo de Adviento.

El encuentro acabó con la comida del domingo, tres de diciembre. Ha sido muy enriquecedor, los participantes han creado muy buen ambiente de grupo y muchos de ellos comentaban que se les ha pasado muy rápido. Pero como buenos educadores lasalianos y con la mochila llena de vivencias, la tarea que ahora tienen es transferir con alegría lo vivido, sentido y aprendido. Nos volveremos a ver en febrero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *