26 educadores. 5 encuentro

El jueves 28 de septiembre daba comienzo el 5º encuentro CELAS para la promoción 26. La alegría del reencuentro fue grande, pues llevaban tiempo sin verse en la Casa Siquén de Griñón, ya que la convocatoria anterior fue a finales de marzo.

Misión compartida y asociación, temática de la convocatoria, ha generado diferentes charlas, dinámicas y actividades. El Hno. José Ángel Arrizabalaga iniciaba las sesiones con el compromiso lasaliano: trabajar en equipo, crear comunidad educativa y compartir la misión. El proceso, en aquello que nos une, es pasar del trabajar al compartir con las personas.

Cuando hablamos de la savia de nuestras raíces, hablamos de algo que no se ve, pero que está dando vida. Hablamos de raíces, de algo que está en el interior. Juntos y por asociación, expresión que viene de nuestras raíces históricas, cómo somos, qué nos mantiene unidos… Juan García Callejas fue quien animó este apartado.

La película “Un equipo legendario” nos mostraba que cuando se quiere conseguir un sueño, con la ayuda de otras personas que creen en el mismo sueño, se puede conseguir a pesar de todas las dificultades que puedan aparecer en su consecución. Tras la misma, se hicieron trabajos en pequeños grupos que se compartieron, después, con el gran grupo de la promoción.

Eusebio Villaescusa y Alberto Mochales, del sector de Bilbao, compartían con nosotros sus testimonios de misión y fe en un grupo de educadores y de asociación a la misión lasaliana, respectivamente. Desde su experiencia de vida nos hablaron de sus procesos, dificultades, ilusiones, esperanzas, horizontes, etc.

Viernes y sábado comenzamos la jornada con un tiempo compartido de oración, en este caso preparadas y animadas por los participantes de los sectores de Madrid Andalucía. Y en este encuentro, han sido los participantes del sector Valladolid los que nos han invitado a degustar algunos de sus productos típicos. ¡Gracias a todos por vuestra implicación y generosidad!

El Hno. José Antolínez, Visitador auxiliar, de visita en la residencia de los Hermanos mayores, se hizo presente en una de las sesiones para saludarnos y compartir con nosotros parte de la misma. También, en la noche del viernes, el Hno. Celestino Hernando nos acompañó y guió en la visita al Museo Lasaliano.

El sábado 30 de septiembre, tras la evaluación, dábamos por terminado el encuentro. Hemos compartido sesiones de trabajo, oraciones, comidas, experiencias… ¡hemos compartido vida! Y nos llevamos en la mochila el sentirnos parte del proyecto que Juan Bautista de La Salle soñó, con una vida de fraternidad y misión compartida que nos permitan seguir creciendo en identidad lasaliana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *