26 de Educadores. 1 Encuentro

Una nueva promoción ha comenzado su formación CELAS Educadores. Se trata de la Promoción 26ª, que iniciaba su andadura el jueves, 6 de octubre. Un grupo de 39 participantes provenientes de los diferentes sectores del Distrito ARLEP.

El tema del encuentro, “Un educador en camino”, los situaba en este tramo que empiezan a compartir. Unas dinámicas de grupo para conocerse y reconocerse entre ellos rompieron el hielo inicial que pudiera haber. En grupos pequeños, y guiados por el Hno. José Ángel Arrizabalaga, buscaron información para conocer la Red de obras educativas lasalianas del Distrito ARLEP y el Instituto de los HHEECC. Con el Hno. Josean Villalabeitia tuvieron la oportunidad de recordar (y algunos descubrir) diferentes acontecimientos importantes que marcaron la vida de Juan Bautista de La Salle en su primer tramo (básicamente, entre 1679-1684).

La tarde del viernes estuvo dedicada a profundizar en el itinerario del educador: de lo profesional a lo vocacional. Hicimos un recorrido por los valores del trabajador de la enseñanza, del profesional y del educador vocacionado, sabiendo que no son opuestos, sino complementarios, aunque nuestro desafío, como educadores lasalianos, es estructurar la identidad a partir de los valores vocacionales. Animados por Lidia Rey, en un primer momento tuvieron una presentación del tema para, después, trabajar en pequeños grupos y, al final, presentar a todo el grupo lo trabajado y concluido, con gran creatividad en las exposiciones.

En la mañana del sábado fue el Hno. Esteba de Vega quien les “abrió el apetito” sobre la espiritualidad. Partiendo de la espiritualidad como realidad palpable para todo tipo de persona, independientemente de su religiosidad o no religiosidad, fue avanzando hacia una espiritualidad confesional para desembocar, finalmente, en la espiritualidad cristiana, con el Amor como palabra clave.

El tiempo de oración estuvo presente al comenzar cada jornada. Pasajes evangélicos con relatos de personas que se encontraron con Jesús de Nazaret en su camino y este encuentro les cambió la vida, como el ciego Bartimeo y Zaqueo, fueron el hilo conductor de las oraciones.

Cerramos esta crónica del primer encuentro, con el deseo de sentirnos educadores en camino y con ganas de seguir aprendiendo y profundizando en identidad como educadores lasalianos.

¡Nos vemos en noviembre!