25 de Educadores. 7 Encuentro

Desde el jueves 23 al sábado 25 de marzo, la 25ª promoción del CELAS Educadores ha tenido su 7º encuentro en Madrid, en esta ocasión en el Centro La Salle ARLEP. El tema que los ha convocado ha sido el “Marco evangelizador del Distrito ARLEP”.

El encargado de animar todas las sesiones ha sido el Hno. Nacho Aguilar. De forma muy dinámica, creativa y dejando espacios para que las personas de la promoción pusieran su granito de arena, los participantes se han introducido con ganas en todas las sesiones y las han valorado muy bien. Fueron muchas las claves aportadas para seguir construyendo el marco evangelizador, sin dejar de perder de vista la tarea de facilitar el encuentro existencial entre cada uno de nosotros y el Dios que nos habita.

Mercedes y Alejandro, del Centro Superior Universitario La Salle de Aravaca, compartieron con nosotros la historia del centro, los diferentes programas que se pueden cursar y los retos para el próximo curso.

La oración de la mañana, en esta ocasión animada por Rosa y Julieta (sector Catalunya) junto con José Antonio y Juan Antonio (sector Andalucía), fue un momento tranquilo y sereno que invitaba a ser más conscientes de nuestra misión lasaliana.

La jornada del viernes finalizó a media tarde, pues en este 7º encuentro es habitual dejar tiempo para que los participantes puedan organizarse, salir por la ciudad y compartir vida fuera de las sesiones de formación. El grupo entero optó por ir al teatro y, al acabar, se diversificó para cenar y tapear en diferentes lugares del centro de Madrid.

Al finalizar este encuentro, el comentario unánime de todos los participantes ha sido “qué rápido ha pasado” y lo a gusto que han estado. Esta promoción ha ido consolidando sus relaciones y ya solo les queda el encuentro de la Semana de Santiago para finalizar la formación CELAS. Desde aquí los invitamos, como se ha visto en el encuentro, a seguir haciendo pastoral en su vida, con familia, compañeros, amigos, alumnos,… y, sin perder la estrella lasaliana de la fe, poder responder a las necesidades del entorno.